El Covid-19 como síntoma de la incertidumbre neoliberal

Recluida en sus casas, con el ánimo de la vecindad en cada aplauso vespertino, las vigilancias de otros que gritan desde los balcones, o miran raro a quienes no llevan guantes y mascarillas en la cola de los autoservicios… La población vive con la incertidumbre como certidumbre, mientras cada día se afianza el estado de alerta. El cual la sitúa más cerca del estado de sitio que dé la vuelta a las rutinas anteriores. Aquellas que no regresarán cuando termine el confinamiento.

Leer más
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad