De la insuficiencia del correísmo al rechazo rotundo

Contra todo pronóstico, el exponente por excelencia del neoliberalismo en Ecuador, Guillermo Lasso, se impuso a  Andrés Arauz, a quien no lo bastó con ser el heredero del expresidente, Rafael Correa, ni con los réditos de los gobiernos de  la Revolución Ciudadana. 

Alessandro Faggiano* /13-04-2021

La contienda podría titularse: “Neoliberalismo contra el socialismo del siglo XXI”. La década ganada vs la larga noche neoliberal. Dos modelos que se confrontaron en el relato el pasado 11 de abril, con resultado de contundente derrota para la Revolución Ciudadana. Lasso obtuvo 4,6 millones de votos, frente a los 4,2 millones de votos de Arauz, en una contienda marcada por la abstención y el voto nulo (1).  El neoliberalismo bajo el rostro de un banquero, conocido como el eterno candidato, marcará los designios del Ecuador.

Sin duda por la  la incapacidad del partido de Rafael Correa para remediar las deficiencias, que ya se manifestaron en la primera vuelta y confirmaron como rotundo rechazo en la segunda vuelta. Entonces Arauz obtuvo el 32,72% de los votos, impidiendo que ganara 7 puntos en la primera vuelta. La foto finish, se completó con  Guillermo Lasso (19,74%), quien superó a Yaku Pérez (19,37%), candidato del partido indigenista Pachakutik; y cerrando la foto: el outsider Xavier Hervas (15,68%). Este último se presentó bajo una bandera progresista, con gran éxito entre las y los más jóvenes.

Entre los cuatro candidatos más votados en la primera vuelta, hubo mayores afinidades entre Arauz, Pérez y Hervas. Los tres, de hecho, representaron casi todas las almas del progresismo ecuatoriano. Si hubiera habido una votación entre Arauz y otra entre Hervás y Pérez, habría resultado incluso más complicado para el candidato de Unión por la Esperanza (UNES) persuadir a que le prestaran el voto las otras opciones progresistas.

La derrota de Guillermo Lasso en la primera ronda, presagió el escenario ideal para que Arauz se impusiera cuando se volvieran a abrir las urnas. Habría bastado con trabajar para ganarse  el voto de los movimientos indígenas y las y los más jóvenes.

La candidatura que encabezó Yaku Pérez puso como prioridades en su campaña: la cuestión ecológica, el freno al extractivismo; la defensa de la biodiversidad; y el respeto por los pueblos indígenas. Elementos que fueron obviados durante la segunda vuelta de la campaña por el candidato de UNES.

Arauz, instalado en un exceso de confianza lo pagó caro. Si analizamos el voto por regiones, en la Sierra, Lasso gana en casi todas las localidades, gracias al voto nulo.  Teniendo en cuenta que el voto es obligatorio en Ecuador, los votos en blanco y nulos adquieren una importancia mayor que en otros procesos. 

Región por región, la tendencia se manifiesta de la siguiente forma: donde hay un pequeño voto nulo o en blanco, UNES ganó. En cambio, en volúmenes más elevados se impuso Guillermo Lasso. Es emblemático el caso de Cotopaxi (región interna del país donde el componente indígena es mayoritario), donde el voto nulo (96.000) supera las preferencias de Arauz (82.000).

La Revolución Ciudadana no logró, por tanto, movilizar esa parte del censo electoral que había optado por Pérez y que ciertamente esperaba algo más. La cuestión ecológica y la política extractivista fueron dos de los temas más controvertidos en la era del correísmo. El caso más conocido es el del inicio de la extracción de aceite en el maravilloso Parque Nacional Yasuní (entre las provincias de Orellana y Pastaza). La necesidad de conciliar una política expansiva -invertir en educación, salud e infraestructura- con la de búsqueda de recursos y control del déficit, ha llevado al correísmo a explotar una zona que posee el 20% de los recursos fósiles del país. Recién a partir del segundo mandato de Rafael Correa en 2011, la reanudación de una política extractivista, al menos en parte, ha creado más que un roce con los pueblos indígenas. 

El área ambiental quedó en un segundo plano, a la espera de un cambio en la matriz productiva.  En la campaña electoral de Andrés Arauz prácticamente no se mencionó el nuevo modelo económico y productivo. Omisión que fue percibida como una falta subyacente de voluntad política para cambiar. Aunque Andrés Arauz ganó el apoyo de la CONAIE -una de las siglas más importantes del indigenismo ecuatoriano – para la boleta, el voto nulo de ese segmento superó con creces las preferencias por el candidato de UNES.

El otro dato electoral relevante para entender la derrota de la Revolución Ciudadana es la falta de implicación del segmento más joven. Se mencionó anteriormente: Hervás, de centroizquierda, obtuvo casi el 16% de los votos gracias al fuerte empuje de sete sector. 

Su campaña se desarrolló casi en su totalidad online y tuvo una participación muy alta en las redes sociales frecuentadas por los ciudadanos en su primera votación. En reces como TikTok, Hervas se ha convertido en una verdadera celebridad.

El registro comunicativo de la Revolución Ciudadana y Andrés Arauz -con 36 años de edad, el potencial candidato a presidente más joven de la historia de Ecuador- se ha mantenido estable en el tiempo. Sin presentar novedades particulares respecto a la etapa  de la década ganada. 

La imposibilidad de llegar a un público más joven, sin embargo, está ligada no solo a una dificultad de difusión, sino también a la propia propuesta política. Al concentrar gran parte de la campaña en el ataque al oponente -recordando el colapso financiero de hace unos veinte años que obligó a los ecuatorianos a una verdadera diáspora-, el mensaje vinculado a la planificación se ha desvanecido en un segundo plano. 

Si esto pudo haber favorecido radicalmente a la Revolución Ciudadana en las circunscripciones extranjeras (ganando en casi todas partes), dentro del país este discurso no parece haber tenido un peso decisivo. Si el objetivo era animar a los más jóvenes a votar por Arauz y la UNES, centrarse en el recuerdo de algo que nunca han vivido directamente a pesar del trágico acontecimiento… ciertamente no fue muy efectivo.

De hecho, en el plan de propuestas de la Revolución Ciudadana se pone gran énfasis en la educación y el trabajo de los jóvenes. Sin embargo, a nivel comunicativo, se prefirió optar por un camino que favoreciera el estímulo al miedo por la amenaza del regreso de las políticas neoliberales con el banquero más conocido del país, así como la nostalgia de los años por la década ganada.

La Revolución Ciudadana y Rafael Correa marcaron una época no solo para Ecuador, sino para todo el continente latinoamericano. La derrota ante el rival más emblemático, el banquero Guillermo Lasso, marca un punto de inflexión. 

Dentro de cuatro años, el progresismo ecuatoriano podrá o más bien tendrá que buscar una plataforma, alianza o marca electoral con el fin de hacer un frente común contra las políticas neoliberales de Lasso. La Revolución Ciudadana puede volver a partir de los excelentes resultados obtenidos en el exterior. En Europa, Arauz obtuvo el 65% de apoyo, así como de algunos baluartes nacionales como la populosa Manabí. 

Como es inherente a la historia del progresismo, sufre un envejecimiento prematuro, tendremos que reinventarnos, volver a innovar y diseñar nuevos horizontes creíbles, alcanzables y apasionantes.

NOTA
(1)1,7 millones de ciudadanos ecuatorianos no han expresado sus preferencias.

*Alessandro Faggiano es politólogo y técnico de comunicación de la Revolución Ciudadana en Europa.

Publicado originalmente en Meraki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable José Luis Torremocha Martín.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad